La importancia del balance social en la Cooperativa.

A diferencia del sector bancario, cuyos rendimientos quedan sólo en manos de su dueño y/o socios capitalistas, en las Cooperativas las utilidades o excedentes son destinados para el bienestar de su base social, a través de los Fondos de Solidaridad, Educación y Recreación. La adecuada aplicación de los excedentes operacionales se constituyen en una herramienta de gestión para quienes tienen la obligación de orientar la entidad solidaria mediante la cual refleja su capacidad de responsabilidad social hacia los asociados  y la comunidad en general.

La construcción de un buen balance social, pensado siempre en función del bienestar de su base social, también esta orientado hacial el cumplimiento de los principios que sustentan las organizaciones y el impacto que los mismos producen sobre los procesos de consolidación y proyección institucional.
 
Particularmente en Cooemtuluá, los excedentes han fortalecido los programas de integración social a través de conferencias, capacitaciones en artes y oficios, eventos como la Noche del Humor, Show musical Años 60`s y 70`s, la Viejoteca, los Pasadías, Torneo de Dominó, jornadas recreativas para los hijos e hijas de los asociados; como también se ha invertido a favor de la comunidad con los programas de Transporte Escolar Urbano Gratuito y Gotas de Vida. El balance social no sólo está determinado por el valor de los excedentes, también por la inclusión de planes trazados con base en el respeto al ser humano y la promoción y la defensa de la dignidad del hombre.
 
 
  • 1
  • 2

Reglamento 5to Torneo de Dominó

REGLAMENTO TORNEO DE DOMINO COOEMTULUÁ Artículo 1.- El juego de Dominó en su sentido práctico, es un juego de mesa, en el que participan cuatro... Leer Más

Finanzas prácticas - Manejo de tarj…

Finanzas prácticas Manejo de tarjetas de crédito. Leer Más

AVISO DE PRIVACIDAD - Protección de…

AVISO DE PRIVACIDAD Protección de Datos Personales Ley 1581 de 2012 y decreto 1377 de 2013 Leer Más

Cooemtuluá Presente en el Programa …

Cooemtuluá presente en el Programa Gotas de Vida. Leer Más

Actualiza tus datos y gana

Actualiza tus Datos Personales y gana Leer Más

50 Años que Cambiaron la vida de los asociados

50 Años que Cambiaron la vida de lo…

50 Años que Cambiaron la vida de los asociados. El día que se fundó Cooemtuluá se abrió un ciclo perenne de solidaridad y esfuerzo común en... Leer Más

La voz del asociado en las Asambleas

La voz del asociado en las Asamblea…

La voz del asociado en las asambleas. La figura de delegados se aplicó el 23 de Noviembre de 2003 cuando en la Asamblea General de Asociados... Leer Más

50 Años Creciendo Juntos

50 Años Creciendo Juntos

50 Años Creciendo Juntos Cuando miramos hacia atrás y percibimos el transcurrir de nuestras vidas nos sentimos orgullosos, con el corazón henchido de felicidad por estos... Leer Más

Finanzas prácticas

Manejo de tarjetas de crédito.

La economía está pasando por momentos difíciles.  La recesión en Estados Unidos, dada la enorme influencia que este país ejerce sobre las finanzas internacionales, nos afecta de alguna manera. Posiblemente no tanto como lo haría en otra época porque nuestro país ha cambiado…, pero nos toca.

Es momento de pensar en nuestra economía familiar y en los factores que la afectan, uno de ellos el manejo de nuestras tarjetas de crédito.  Si bien es cierto que las tarjetas de crédito son uno de los instrumentos financieros más eficientes para la agilización de la dinámica comercial, es igualmente cierto que pueden convertirse en el dolor de cabeza de muchos usuarios que la utilizan, no como un medio de pago, si no como un medio para endeudarse.

Tener una tarjeta de crédito significa contar con un préstamo rotativo pre aprobado, cuyo cupo puede ser utilizado por el titular cada vez que lo requiera. Es un buen respaldo para sortear con éxito aquellas “emergencias” que se puedan presentar permitiéndonos contar con dinero extra, aunque normalmente costoso. Utilícela con cuidado, si no, el remedio puede ser peor que la enfermedad.  

 

Le sugerimos algunas pautas que le pueden ser útiles para dar un buen manejo a su crédito:

 

1.      Utilice las “libranzas”. Comparadas con las tarjetas de crédito, son medios más económicos para la adquisición de bienes y servicios, por cuanto la cooperativa le cobra tasas preferenciales y no tiene que pagar “cuotas de manejo”.

2.      No se “llene” de tarjetas de crédito.  Es preferible tener una sola tarjeta con un buen cupo, que tener muchas que sumadas le solventen sus necesidades de crédito. Recuerde que además de la financiación usted debe cancelar las respectivas cuotas de manejo que deben pagarse sin importar si usted utiliza o no su tarjeta. Entregue las tarjetas que no utilice. Pregunte a la entidad emisora cual es el procedimiento para hacerlo.

3.      Use la tarjeta como un medio de pago, es decir úsela por la comodidad no por el crédito.  “Compre” con la tarjeta y difiera el pago a una sola cuota. Cuando se paga a una sola cuota, la entidad bancaria no cobra financiación, es decir no le cobra intereses (algunas tarjetas entregadas por   cadenas de supermercados no operan de esta manera, pregunte al proveedor de la tarjeta las condiciones de uso).

4.      Planee el endeudamiento.  Cuando decida utilizar la tarjeta como un instrumento de crédito, úsela para adquirir inversiones o bienes y no para hacer gastos.  Es decir, encamine el uso de la tarjeta para comprar un computador, los muebles, el televisor, realizar una inversión…  pero no para “fiar” la comida en restaurantes, o el “traguito” en la feria (estos pagos deben diferirse a una sola cuota)

5.      No compre lo que no necesita. Si usted considera que es un comprador compulsivo, no mantenga la tarjeta en la billetera, guárdela en su casa y llévela consigo solo cuando haya decido, planificadamente, cuál será su inversión o su compra. Evite gastos superfluos.

6.      Recuerde que la tarjeta no es dinero extra para gastar.  Si la utiliza para consumo diario y difiere el pago a más de una cuota, puede acumular una deuda que después le será difícil pagar. Elabore un presupuesto mensual y procure ajustarse a él.

7.      Pague puntualmente su cuota y en lo posible abone más del pago mínimo; con ello estará reduciendo su deuda y ahorrará por el pago de intereses. No olvide que tiene un plazo límite para realizar su pago, y que el hecho de no recibir el extracto, no lo exonera de pagar en la fecha límite indicada.

8.      Al recibir es extracto revise siempre el estado de cuenta y compruebe que no existan transacciones no autorizadas o por un monto diferente. Informe inmediatamente a la entidad emisora sobre cualquier inconsistencia.

Contador Público

Licenciado en Ciencias Agropecuarias

Especialista en finanzas

Especialista en Gerencia Educativa con énfasis en gestión de proyectos



ENLACES DE INTERES