Ahora puedes realizar tus pagos En Línea.

Digita tu número de Identificación como Referencia de Pago.
Recuerda; Las transacciones deben ser mayores a $100.000 de lo contrario el asociado pagara $2.500 de comisión.

Somos una Cooperativasolidariahonestaconfiableresponsablerespetuosacomprometida, que ayuda al mejoramiento de la calidad de vida de nuestros asociados.

Convenios
Fotografías
Videos
Contáctanos

UN FUTURO INIMAGINABLE

Soy Juliana Tangarife, una niña de 12 años, para ustedes, los que están leyendo en este momento,  estoy en el futuro, hoy es un día soleado, estoy cerca a la playa, desde acá puedo ver como los delfines y ballenas nadan tranquilos en su hábitat, la generación de los niños de su época han creado chips que incrustan a todos los humanos… Más adelante les contaré en que consiste…

Hace algún tiempo, exactamente en el año 2050, la tecnología había superado todo lo inimaginable, había carreteras aéreas por donde los trenes transitaban, estaban hechos de un material duro, como si fuera titanio puro, y en cada país todo era diferente, era como si estuvieran compitiendo por ser el país más tecnológico y amigable con el medio ambiente.

A la presidencia de Colombia llegó una  líder cooperativista llamada Andrea; ella firmó un acuerdo de paz con los aliens, ya que ellos se habían quedado sin planeta debido a una explosión meteorológica. En forma de agradecimiento por brindarles un lugar donde vivir, los aliens, que lucían como humanos, regalaron una ofrenda a la tierra, una tecnología más avanzada; nos enseñaron a crear bicicletas orgánicas que al andar soltaban nutrientes purificadores de aire, también trajeron un material que no se encontraba  en la tabla periódica y con este construyeron casas flotantes para poder sembrar árboles y huertas en el terreno de abajo, aunque también habían casas en el piso, pero  eran de personas que le tenían miedo las altura, mmm, personas como yo; era un tiempo maravilloso; todas las razas, negros, blancos, mestizos y azafiros (aliens), vivíamos con un mismo fin, cuidar de nuestro plantea y disfrutar de la unión familiar… El dinero también era importante, pero con la economía solidaria, a nadie le hacía falta nada.

Cerca de mi casa había un puente que estaba a 20 metros del suelo; era un puente que comunicaba con varias ciudades y pueblos, no habían peajes  ni accidentes, ya que todos los medios de transporte contaban con la misma velocidad, además no tenían llantas porque funcionaban con un tipo de imán resistente al peso.

Los sábados y domingos las familias dedicaban tiempo a sus hijos, así podían salir a conocer los lugares lindos que Dios había creado; habían otras familias que se quedaban en casa, pero igual pasaban tiempo con sus hijos porque era una ley que había creado la presidenta. Todas las  diligencias, se hacían por medio virtual, para que así el tiempo se pudiera aprovechara más.

La moda en el 2050 era lo máximo, teníamos unos trajes especiales con los que podíamos elevarnos, eran muy lindos, además eran biodegradables, y cada 6 meses teníamos que estrenar.  Una vez al año cada familia viajaba a otros planetas como Júpiter, Plutón, Marte y el planeta azul descubierto por la nasa interespacial en el año 2030.

La tierra en el 2050 era muy diferente a como ustedes la conocen. Mi mascota era un elefante llamado Trabuco, al finalizar las clases del colegio, yo me iba con él a una isla flotante que quedaba cerca de Buenaventura, siempre cogíamos el tren y nos demorábamos poco en llegar.  Nos gustaba ver esos paisajes y el agua cristalina del mar. Trabuco hacía amigos con facilidad y eso me gustaba mucho; un día fuimos por los lados de Calima Darién y nos sentamos al lado de unas cascadas inmensas que caían con mucha fuerza al lago. Después de bañarnos en las cascadas, comíamos lo que nos empacaba mi mamá, era delicioso porque todo era natural y sin químicos.

Una tarde, después de haber salido con Trabuco, llegué a casa, y mis padres habían comprado un carro (era como un avión pequeño); a mí me gustó mucho porque Trabuco cabía en él.

Como era costumbre, después de la cena sonaba una alarma que se escuchaba en todos los celulares del país, era la hora feliz, en la que todos los adultos debían dejar sus trabajos y los celulares para pasar un rato en familia, al igual que los niños y jóvenes, era una hora donde ni los juegos electrónicos se podían encender…

Todo surgía en armonía porque todas las familias debían criar a los niños con principios y valores, además, la economía solidaria hacía que ninguna familia pasara necesidades.

Una mañana me desperté y escuché en el flotavisor (televisor) que los azafiros habían creado una máquina del tiempo; algunas personas se pusieron muy contentas, pero yo no, porque tal vez, las personas malas del pasado podían venir a este lugar y arruinaran todo lo que habíamos construido; nosotros ya teníamos la cura a todas las enfermedades, pero esa cura era por medio de un chip que le implantaban a todos los recién nacidos, lo malo es que también servía para desarrollar enfermedades tipo guerra mundial, y mis padres ya me habían contado la historia del 2020, ellos eran sobrevivientes a  esa guerra, pero… si ese chip llegara al pasado, no estaba segura en manos de quien terminaría, y así todo podía cambiar y ser utilizado para hacer el mal.

Yo me demoré más o menos 2 horas en tomar la decisión de ser la primera en viajar al pasado, yo quería impedir el mal uso de ese chip, pero…. la máquina falló, y ahora estoy atrapada en el año 2080, es bueno también, pero no encuentro a mis padres, solo encontré una caja que me permite enviar cartas al año 2020, alguien me dijo que le escribiera a Fundequidad, que ellos serían quienes apoyarían a los niños y jóvenes a desarrollar sus habilidades y creatividad, siempre teniendo en cuenta los principios y valores cooperativos…. Creo que sus niños serán quienes guíen la humanidad al futuro lindo del que yo pertenezco.

Por favor no deje llegar el chip a malas manos. Yo ya encontré a Trabuco y juntos buscaremos la forma de regresar con mis padres.

 

Juliana Andrea Anchico Tangarife

Edad: 12 años

Entidad que represento: COOEMTULUÁ

NUESTRA GENTE

Asociados de Cooemtuluá, triunfaron en las elecciones a Alcaldía y Concejo

Cinco asociados de Cooemtuluá, que colocaron sus nombres a consideración del electorado en el centro del Valle, fueron elegidos como alcalde y concejales. Esta expresión de la democracia nos llena de regocijo porque conocemos su vocación de liderazgo y emprendimiento, y especialmente, su compromiso con el esquema económico que representa Cooemtuluá. Muchos de los valores que ellos representan como líderes de la comunidad en sus respectivos cargos como son el liderazgo y la solidaridad, reflejan lo que Cooemtuluá ha promovido en los procesos de elección y formación de los Delegados, que son los que llevan la vocería de la base social ante nuestra Entidad. Como también representan la voluntad de Cooemtuluá de motivar en los integrantes del grupo juvenil Tuluá Vive la oratoria como aliada del liderazgo, la integración con la comunidad y la mejor forma de incursionar en nuevas formas del conocimiento y de contribuir al desarrollo cultural, ambiental y solidario de la región.

Estos valores, enmarcados en los principios solidarios que Cooemtuluá comparte sin excepción a toda su base social a través de capacitaciones, medios de comunicación y en el contacto personalizado que caracteriza la atención de Cooemtuluá, sin duda determinarán las acciones de estos asociados en sus cargos en el próximo cuatrenio. Cooemtuluá, a través su boletín Cooemtérate, felicita al asociado y alcalde electo de Tuluá John Jairo Gómez A.; a los concejales electos de Tuluá Consuelo Cifuentes S., Ivonn Carime Toledo R. y Luis Eduardo Ayala R.; como también al concejal electo de Riofrío, José Arbey Sánchez Giraldo.

Nuestro balance social es muy satisfactorio y es producto del apoyo y acompañamiento de los Comités de Educación, Recreación, la Junta de Vigilancia y del Consejo de Administración, que observan en los programas culturales, artísticos y de educación una excelente posibilidad para propiciar la integración del asociado, la familia y el fortalecimiento del tejido social.

COOPERTINO

Me he enterado que el Consejo de Administración y la Gerencia están estudiando la posibilidad de promover la adopción de un himno para Cooemtuluá.

El himno será seleccionado en un con-curso en el que podrían participar todos los asociados, e incluso, aquellas personas que en algún momento hicieron parte de nuestra familia solidaria. Yo, por lo menos, ya estoy escribiendo mis primeras líneas.

No existe acontecimiento más importante para un padre que la alegría de su hijo. Ese mismo sentimiento tuvieron quienes hacen parte de Cooemtuluá y que convocaron a todos los hijos de los asociados para que se integraran en el Desafío Solidario.

Este evento propició una entusiasta integración llena de felicidad y retos que midieron sus capacidades intelectuales y sus destrezas en las actividades lúdicas, deportivas y recreativas. Un evento digno de repetir…

Y hablando de felicidad no podemos pasar por alto la Noche del Humor que contó con la participación del grupo Salpicón y el humorista e imitador de la emisora Blu Radio, Oscar Iván Castaño. Fue una noche de muchas risas con una asistencia, que como siempre, superó las expectativas.

 

Y como si la Noche de Humor no fuera poco, hay quienes ‘gozamos como enanos’ en la viejoteca con una excelente colección de piezas musicales de aquella hermosa época que no regresará, pero que sirvió para mover el ‘esqueleto’ en la compañía de la familia y los amigos. Sin duda, nos veremos en la próxima viejoteca.

Espero el año entrante no ausentarme de ninguna de las actividades que programe Cooemtuluá. Si este año, usted, apreciado lector, se perdió de algo, le recuerdo que todos los eventos son anunciados con ante-lación en el boletín Cooemtérate, en las redes sociales, en la página www.cooem tulua.coop o directamente en la oficina. Así que no hay disculpa para no participar.

También le recomiendo participar de las jornadas de capacitación en artes y oficios, pintura, dibujo, inglés y sistemas básico. El conocimiento al alcance de todos.

Por ejemplo, hay están abiertas las inscripciones para el curso de bisutería.

El asociado Fredy Olave Moreno fue el ganador del bono con que Cooemtuluá motivó a los asociados a Actualizar sus Datos. A Fredy, quien ganó con el numero 1169 de la Lotería del Valle, muchas felicitaciones.

Recuerde, amigo asociado, que Actualizar sus Datos es un deber establecido en el Estatuto de Cooemtuluá y lo puede hacer en nuestras oficinas. Lo esperamos.

       

ECOLÓGICA

Gotas de Vida… finalista en concurso ambiental de la Equidad Seguros

Para la cooperativa Cooemtuluá y el sector solidario de la región que apoya el programa Gotas de Vida, es muy placentero conocer que este programa, que se cumple en su fase VIII en el corregimiento de Santa Lucía (en Tuluá), es finalista en el concurso ambiental que promueve la Fundación Equidad Seguros en todo el país.

El concurso denominado “Premio día de La Equidad y el Medio Ambiente” desde hace varios años ha valorado los esfuerzos solidarios más importantes que se adelantan en favor de los protección y conservación de los recursos naturales.  Y el hecho de que Gotas de Vida llegue hasta esta instancia del concurso se constituye en motivo de orgullo e incentivo para continuar adelante con esta cruzada medio ambiental.

Con este reconocimiento, la Fundación La Equidad Seguros busca estimular y sensibilizar a los líderes de las entidades del sector solidario a realizar proyectos ambientales que generen acciones para la preservación de la naturaleza y al mismo tiempo invitarlos a seguir promoviendo y divulgando hábitos saludables que aporten positivamente en el ámbito ecológico.

Gotas de Vida, programa que surgió por iniciativa del sector solidario del centro del Valle del Cauca, ha promovido el encerramiento de las cuencas hídricas de la región rural; la arborización con plantas nativas de los predios donde existen los ‘ojos de agua’ y concientiza a la comunidad campesina sobre la importancia de proteger los recursos hídricos. Estas actividades se diseñan con la asesoría de la CVC y el acompañamiento de la comunidad campesina que es contratada para adelantar las labores de instalación de redes de aislamiento de las cuencas y la implementación de los viveros.

La más reciente acción de Gotas de Vida se evidenció en el corregimiento de Santa Lucía. En este lugar, el programa adelantó el encerramiento de 1.810 metros lineales y arborizó una hectárea para proteger cuatro nacimientos. Con el encerramiento se evitará que la presencia de vacunos contaminen los ‘ojos de agua’.

      

EXITOSO DESAFÍO SOLIDARIO

La primera versión del Desafío Solidario se constituyó en el mejor pretexto para reunir a los hijos de los asociados de Cooemtuluá. Previo a la hora de inicio, los jóvenes llegaron con timidez, incertidumbre, e incluso, con algo de desgano. Pero a medida que el evento avanzó, los participantes entraron en confianza con los moderadores del Desafío Solidario y se entabló un ambiente de familiaridad. Luego se conformaron en grupos recreativos, cada uno con diferentes retos con los cuales los facilitadores midieron sus destrezas, creatividad, y especialmente, su capacidad de compartir y trabajar en equipo.

La alegría, acompañada de la inevitable risa, fue transcurriendo en una mañana agradable, llena de sorpresas. Al final de la jornada, los participantes ya no querían abandonar el Parque Carlos Sarmiento Lora. Querían continuar departiendo, riendo, gritando, disfrutando de los premios y gozando de ese regalo hermoso de la vida: la juventud.

Este encuentro fue organizado por los Comités de Educación y Recreación.

 

CONCURSO NACIONAL DE PINTURA FUNDEQUIDAD

Dos hijos de nuestros asociados fueron seleccionados en el concurso nacional de pintura que promueve en el sector cooperativo Fundequidad. Se trata de Daniel Alejan-dro Valencia López, de 14 años, autor de la obra pictórica “Masacre en las bananeras” que participó en la categoría Juvenil: Aciertos y desaciertos de nuestro pasado y Dayana Jiménez Cortez, de 12, quien con sus trazos titulados “Juana Velasco de Gallo” sor-prendió al jurado en la categoría Infantil: Personajes de la historia de Colombia. Ahora ellos, al pasar la ronda semifinal, irán a Bogotá donde, en un acto especial, conocerán los ganadores de este concurso.

El citado concurso también valoró el talento de otros jóvenes, hijos de nues-tros asociados, que hacen parte del programa de capacitación en pintura que dicta la artista Stella Peralta. Son ellos, Leonardo Castillo Martínez, de 12 años, autor de la obra “Rafael Núñez, la luz de nuestro himno” y Yaritza Gar-cía Gómez, de 14, con la obra “Negra Casilda, historia de una libertadora en mi hermoso Valle del Cauca”.

Con este evento, Fundequidad busca fomentar en la juventud a través de la pintura destrezas de creatividad y habilidades comunicativas como tam-bién destacar la calidad del mensaje, su originalidad y estética.


Enlaces de Interés